El verano pasado participé del primer Congreso Global de Educación Judía organizado por el Ministerio de las Diásporas del Estado de Israel. Más de 150 educadores judíos de los cinco continentes reunidos en la capital eterna de nuestro pueblo, la milenaria Jerusalem. Cuatro intensos días en los que principalmente escuchamos charlas de la boca de los mejores oradores del área y nos reunimos en pequeños grupos para compartir experiencias y encontrar soluciones. Además pudimos cenar un día con el Presidente de Israel, otro día con el Ministro de Educación, interactuar con el recién electo Presidente de la Sojnut, tener una experiencia apasionante en el desierto del Negev donde la tecnología educativa florece y ver la semifinal del mundial en Majané Yehuda.

Los 3 principales temas que se tocaron, son los mismos que en el CCH enseñamos como materias del Departamento de Estudios Judaicos: hebreo como lengua, judaísmo e historia hebrea (desde la Biblia y hasta el moderno Estado de Israel).
Las conclusiones fueron muy interesantes, invitan a la reflexión sobre el cómo y el qué enseñamos y desde ya establecen un desafío muy alto para el eje transversal de nuestro amado Colegio Colombo Hebreo. 


HEBREO
Lo primero que hay que recordar, nos decía Dr. Daniel Gordis, es que hace unos 100 años prácticamente nadie hablaba hebreo. Hoy, este idioma se renovó y modernizó. La cantidad de literatura es maravillosa y claramente hay una relación directa con el Estado Judío, donde el hebreo es lengua oficial y se habla en las calles. Sin embargo, Dr. Alex Pomson afirma que enseñar hebreo para amar a Israel no funciona con nuestros jóvenes. Hay que hacerlo al revés; enseñar sobre Israel para que entonces los jóvenes vean la importancia de aprender hebreo.
En un reciente estudio realizado en 41 colegios, con 3060 estudiantes y otros 553 docentes, podemos ver cómo las razones por las cuales a cada grupo le parece importante aprender hebreo, son bastante diferentes.

 

Razón Docentes Estudiantes
Forma una conexión con Israel 90% 52%
Mantener la lengua del Pueblo Judío 88% 58%
Ayuda cuando uno visita Israel 80% 74%
Aprender una segunda lengua contribuye al desarrollo del cerebro 75% 63%
Es parte de ser judío 85% 45%
Ayuda a comunicarse con gente que habla solo hebreo 75% 73%


JUDAÍSMO
Continuado con el mismo patrón del idioma hebreo, el mismo Dr. Pomson afirma que cuanto más relacionados están los jóvenes al judaísmo, más se conectan a Israel.

Encuentros con otros adolescentes judíos del mundo aumenta el sentido de pertenencia que a su vez mejora las relaciones con el Estado de Israel.

Esta afirmación refuerza lo que el Dpto. de Estudios Judaicos lleva haciendo en los últimos años con el objetivo de fortalecer los lazos con diferentes colegios e instituciones judías del continente más allá del importante viaje a Israel o el programa de Colegios Mellizos con el colegio Reut en Jerusalem. Cada una de estas experiencias es un ejemplo de lo que hacemos: PilPul, BBYO, Jidón HaTzionut, Congreso de la Shoá.

Todos estos programas nos sirven para hacer nuevos amigos y entender que hacemos  parte de algo más grande que llamamos el pueblo judío.

 

HISTORIA HEBREA
Si preguntase ahora a ustedes los lectores cuál es la historia del Estado de Israel; ¿qué responderían?  

Estoy seguro que más de uno habrá pensado: la guerra de la Independencia; la guerra de los Seis Días, la guerra de Iom Kipur…

Dr. Daniel Gordis dice que nadie quiere escuchar la historia de un país basada en sus guerras. Las guerras no nos definen ni enorgullecen de lo que somos. Además, agrego yo, ¿quién quiere vivir en guerra toda su vida? Tal vez es hora de cambiar nuestra narrativa para transformar nuestra realidad.
Volviendo al tema, ¿cómo enseñamos entonces la historia de Israel? Gordis recomienda hacerlo según las ideologías del sionismo. Si, las mismas de sus orígenes hace 120 años atrás que siguen siendo relevantes a nuestros días. Sumado a esto, hay que dejar claro que Israel es un país extremadamente exitoso; en decenas de áreas, especialmente tecnológicas.

Hablando del Start up Nation, una de las visitas que tuve la oportunidad de hacer durante el congreso fue al centro MindCET en la ciudad sureña de Yerujam. Ahí, el CEO Avi Barshavshki nos decía que tenemos que adaptarnos al cambio del futuro. La internet ya está al alcance de la mano de todos. No hay más sabio que Google. Paréntesis; aquí es donde nos cuestionamos el actual rol del maestro. ¿Qué enseñamos que nuestros estudiantes no sepan ya (o puedan conseguir la respuesta en 3 clicks)? El valioso uso de la internet en el futuro es el que nos brinda experiencias. En otras palabras, cómo dijo Dr. Micah Goodman, el desafío es transformar los celulares de ser nuestros maestros a ser nuestros sirvientes.

 

La situación es clara. Sabemos qué tenemos que hacer para seguir siendo un colegio judío de excelente nivel. Muchas cosas ya están en marcha. Otras están en proceso. La educación es un proceso. Alguien dijo alguna vez que conocer el problema es tener ya la mitad de la solución; el resto lo trabajaremos en equipo para encontrar los mejores resultados. Resultados que nos mantendrán a la vanguardia de la educación judía y lograrán transmitirle a nuestros hijos esos valores fundamentales para una vida mejor.

 

Roger Rosenthal

Director del Departamento de Estudios Judaicos

Por una co-educación integral

www.cch.edu.co

#VenAlColegioColomboHebreo

https://goo.gl/forms/gRaLpazLY7HItinA